25.1.11

¿ES DE VERDAD NECESARIO SABER COCINAR ?

de aquí


No me gusta cocinar. La cocina me da alergia, pereza infinita, pasmos en los músculos, me encrespa el cabello y me hace salir granos de estrés emocional. 
Me gusta comer. Mucho. Comer bien (y mal). Mucho. Pero cocinar no. Me gusta que me lo den hecho. Hay cosas que me gusta hacer y otras que no, y a no ser que sea el día en que me ilumino y se me ocurre que voy a hacer tal plato con la máxima ilusión (suelen ser platos que veo por internet y entonces hay que rezar para que los ingredientes que necesito estén ya en casa, porque como tenga que ir a comprarlos me da un bajón de azúcar que me obliga a volver a sentarme delante del ordenador), cocinar no es una de ellas. 

Tampoco me gusta fregar los platos, ahí de pie quieta con las manos remojadas y frotando los trozos de crispis pegados a los boles. No. Como no quiero fregar, no quiero cocinar. Como la cocina nunca está impecable sin platos por fregar, no quiero cocinar. Como nunca tenemos la despensa llena y dispuesta a acoplarse a mis ideas, no quiero cocinar. 

Y ahora pregunto, ¿me convierte eso en una mala esposa y una (futura) mala madre? ¿Tengo que obligarme a hacer algo que detesto profundamente y me da una pereza con P mayúscula sólo por el bien de mi familia y mi marido? La respuesta, queridas, parece ser que es que va a ser que SÍ.

Yo, cuando empecé a pensar en cosas como el feminismo y la liberación de la mujer y demás (cosas que me tomaba muy en serio siempre), creí que los tiempos habían cambiado y que esa horripilancia que se decía en los libros de la Sección Femenina -escritos por la señora de Franco y sus secuaces frígidas- de que procura tener a tu marido la cena lista cuando llegue a casa y dales a tus niños una dieta equilibrada y zúrrales cuando se porten mal y lo de "al hombre hay que conquistarlo por el estómago", para cuando yo fuera mayor, habrían pasado a la historia. Siempre me imaginaba que yo tendría a alguien que me hiciera las comidas y que si no siempre comería fuera. Me gusta más a mi un buen restaurante que cien gatos bebés haciendo monerías. 

Y bueno, resulta que no estamos tan lejos, que mi novio se queja de que nunca cocino y de que no quiero entrar en la cocina y además no es del tipo de chico que prefiere comer fuera. Y que me dice que qué haré cuando tenga niños, que si también les daré un trozo de pan con una lata de atún o una bolsa de patatas Lay's Gourmet o Doritos Dippas o un plato de pasta con aceite y queso (que es lo que como yo cuando Ari no está y yo no puedo despegarme de mi ordenador). Cuando tengo que cocinar yo, se me quita el hambre. A parte, que como las cosas no me salen muy buenas normalmente, se me quita doblemente el hambre. Bueno, puede que este último párrafo sea un pelo exagerado, pero ya se me entiende.

Así que lo que me planteo estos días es: voy a tener que cambiar, ¿verdad? 
En esto consiste crecer, ¿verdad?
¿Es realmente necesario hacer cosas que uno no quiere hacer o que no disfruta haciendo?
Es decir, a mi cuando se me ocurre cocinar voy y cocino con ilusión, pero no logro forzar esa ilusión para que aparezca más de 2 veces al trimestre... ¿Cómo hago?
¿Robo un banco para pagarme un cocinero a sueldo?

PD: esto no es una consulta anónima para la sección de mi hermana Olga, es de verdad y lo pregunto YO! Yo toda desesperada!

PD2: Por cierto, ayer estuve con V. en nuestro restaurante preferido, el Burger King :)
 

36 comentarios:

  1. No es que vayas a ser mala madre o esposa, y creo que nada tiene que ver con la liberación de la mujer, sino con la liberación personal, saber cocinar te hace independiente y autónoma, y por consiguiente más libre...

    ResponderEliminar
  2. jajaja me he reído un rato, porque me he sentido un poco identificada XD

    ResponderEliminar
  3. Yo te aconsejo que te pases por alguna librería y compres alguno de esos libros pequeños de recetas sencillas, donde haya un poco de todo: ensaladas, pastas, arroces, carnes... cosas q no requieran mucha elaboración pero que se vean apetitosas.

    Y después, te plantees un día a la semana para preparar una de las recetas, eso sí, te recomiendo que no te pongas a rebuscar en el libro con el estomago vacío, porque como te apetezca algo para lo que en ese momento no tengas ingredientes, es muyyyyyyy frustrante. Es mejor elegir la receta con tiempo, ir al super o mejor al mercado el sábado en la mañanita y ese mediodía preparar un riquísimo plato, que te aseguro te sabrá a gloria.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja! me recuerda a mi madre... entre semana el menú era fijo (lunes arroz, martes lentejas, etc...) y los fines de semana cocinaba mi padre.
    Asi que tranqui, no serás peor madre por no saber cocinar conejo en salsa.
    De todas formas, ten en cuenta que la pereza agudiza el ingenio... el congelador y el microondas pueden ser tus grandes aliadas... Basta con saber hacer cuatro o cinco cosas decentemente, hacerlas en grandes cantidades, y congelarlas. Así cuando te dé pereza cocinar, solo tienes que sacar algo del congelador y calentarlo.
    Y hacer ensaladas y un filete con patatas tampoco es muy complicado... ( de pequeña, mi plato favorito era el puré de patatas de sobre...)
    A! y no te olvides del lavavajillas!
    ;-)

    ResponderEliminar
  5. Yo he pasado por lo mismo durante años... No te digo más, que ayer hice mi primera tortilla de patata... Y cuando te salen las cosas bien, y los platos están ricos, es muy gratificante. Pienso como Anacleta Coqueta, que saber cocinar te hace más autónoma. Anímate.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. V dice que su restaurante favorito es el Burger King y tantos otros. Que sabe de un lindo restaurante japonés donde te va a llevar porque es guai y no hemos ido aun (y tienen menú, o sea que no es carísimo de la vida). Que también le gusta comer bien. Y que sabes que tienes siempre un plato en su casa. Y que en su casa siempre cocinó su padre, porque su madre trabajaba fuera y no porque fuera mala madre. Y que su madre cocinaba de vez en cuando y muy bien (ñoquis). Y que tú sabes haecer el pastel ese de cereza y se lo harás a tus hijos (no siempre porque tiene mucha azúcar y manteca) y LO VAN A FLIPAR!

    ResponderEliminar
  7. Yo suscribo punto por punto tu post (menos lo del Burger King como restaurante favorito, jejeje!), pero me doy cuenta de que tengo la suerte más infinita de la vida: hay un pepe en mi casa que me tiene la cena hecha cada night cuando vuelvo del trabajo y lo hace con alegría y amor y hasta me prepara lasañas de seitán y experimentos varios :D Eso no se paga con dinero, paya!!
    (Si encuentras la solución para tener ganas de cocinar, infórmame, eeh? Que mi mayor arte culinario es calentar un tuper del BonArea... ^_^)

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡eres genial!
    A mi me gusta cocinar,pero no me gustan muchisimas cosas que se supone que"deberian"gustarme o que me gustarian que me gustaran.¡¡disfruta del tiempo libre que te dá ser distinta y ¡voto por que no te esfuerces!Te recomiendo un libro para fingir que sabes cocinar ,"falsarius chef" o ¡vete al cine y luego compra algo preparado!

    ResponderEliminar
  9. cómprate una THERMOMIX y acaba con tu infelicidad culinaria y tu sentido de culpa judeo-cristiana por creerte mala "esposa" y futura madre!!!

    ResponderEliminar
  10. Aix, que em sembla que som moltes les que no ens agrada cuinar...la meva mare la primera!!! I no he pas pujat mal alimentada, ni molt menys...jo fa uns anys que m'he adonat que gaudeixo molt més cuinant pels altres que per mi, jo amb un bon plat de pasta, amanida i verduretes ja estic contenta. La meva mare sempre diu que no li agrada cuinar per ella però si ha de fer alguna cosa per les filles és diferent, li agrada veure com ens ho mengem i gaudeix de la cuina. Ah! I a veure si li dius al teu home que cuini de tant en tant, segurament fent alguna recepta junts podeu passar una bona estona!! A mi l'Oriol em fa pastissos i madalenes!!!!! ;-D És tan mono!!

    ResponderEliminar
  11. Deborah, como todo el mundo sabe, yo no sé cocinar. En mi vida he cocinado nada, ni un huevo frito. Mis dos niñas están muy bien atendidas, ya que husband cocina, y mi madre, y mi abuela, y hay decenas de restaurantes. Tendrías que ver las caras que ponen otras madres, en plan desaprobación total. Pero así es como soy, y ya con el tiempo se ha convertido en algo que me hace casi un genio: no es fácil llegar a mi edad sin acercarse a la cocina.
    Ánimo!

    ResponderEliminar
  12. sin mentiras: si... cuando tengas hijos vas a tener que hacer cosas que no te gustan (muchas) pero lo curioso es que la biologia hace su parte y llena de endorfinas maternales sacarás fuerzas y ganas de donde no las hay para "criar" a tu prole. Siempre digo que cuando tienes hijos hay un archivo .exe que se ejecuta solo y te sorprendera la fuerza del instinto. A mi me parece mentira que lleve años sin dormir una noche entera con lo dormilona que siempre he sido. Quien me ha visto y quien me ve.. yo creo que nadie esta preparado nunca, los hijos nacen y ahi es donde empieza todo (bueno, tienes 9 mese para irte haciendo a la idea).
    Lo de casarte y tener que cambiar, no se.. si ya vives con el, no veo en que pueda cambiar sustancialmente con un papel la convivencia.
    Y lo de cocinar, me sorprende que no te guste, es un ejercicio creativo al 100%.. en verdad... yo es la unica actividad creativa que me he podido permitir con bebé y sin trabajo. En esto como en todo es empezar... Y siempre habra la opcion de comer sano sin hacer gran cosa (planchas, sopas y potajes de olla) y los maravillosos lavavjillas a plazos(o si no, los tratos maritales mientras tanto).
    Y no le he hecho por culpa, sino por simple y llana necesidad (eso de la liberacion con hijos, es un poco mito).
    Y para mi no es cambiar.. es evolucionar.
    saludos!

    ResponderEliminar
  13. que genial es cuando me despierto y leo tu nuevo post junto con un café :) !!! a mi cocinar no me motiva demasiado pero en cambio fregar los platos a mano me encanta!! y es que veo un estropajo y un mistol y no puedo evitar saca espuma y ponerme a fregar como una loca!! dicen que es algo raro... en cambio para mi es relajante a mas no poder... por el tema de cocinar no te vuelvas loca ! tan solo llevalo a un terreno mas pesonal y búscale el lado positivo ( que lo tiene seguro ), por ejemplo, proponte hacer algo simple sin demasiada complicación y puedes prepararle una cena a Arieh o incluso para ti sola un día de esos que él no está, prepara la mesa, coloca la comida en el plato de forma apetitosa y date el capricho de comer algo que has hecho tú, poco a poco te ira gustando !!! animo!!!! y no te desanimes! un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. bueno, existen varias soluciones, creo.
    Primero, que Ari cocine y te motive a hacerlo con él, de vez en cuando. Si es algo divertido, pues mejor no?

    Vivan La Sirena, los platos preparados, los puestos del mercado que venden cosas ya hechas, etc.

    Piensa en que esas cosas más ricas, sanas y variadas te sentarán muy bien.

    Si te supone un horror tan grande, joder, no sufras. Haz lo justo y ya. Para los nenes existen los comedores escolares que encima socializan, y las iaias, y Arieh, copón!!

    A mi me gusta cocinar, you know. Con cierta moderación, a veces no me apetece más que coger los special K y dos yogures y ale la cena. Tb soy como Ari, e ir de restaurantes, lo justico.

    No es tan grave. Intenta motivarte un poquet, pero si no te flipa... pues ale a la mierda hombre!!

    ResponderEliminar
  15. Bueno... yo... vengo de una madre que odia cocinar. el menú durante años fue pechuga empanada, huevo frito y patatas fritas. Algunos dirán que está genial. No, no lo está. Me pasé años, comiendo y cenando exactamente lo mismo. El día que había sopa era una fiesta. A ella no le gusta cocinar, ni experimentar ni ser creativa en este aspecto ( y mira que es pintora, así que se supone que imaginación no le falta), pero cocinar? lo detesta. Eso sí, le encanta comer :D

    Una de las razones principales para irme de casa fue poder comer lo que me daba la gana. No es que no pudiera hacerlo antes, pero no era "mi cocina". - es difícil de explicar- .

    Yo creo que es algo que "nace" un poco de una necesidad. A mí me encanta cocinar. Me parece divertido, casi un juego, probar cosas nuevas,inventar algo.. mezclar.. Mi novio es cocinero y pastelero... XDDD Quiero decir.. comer es un placer y para mí, durante años fue una tortura. No le guardo ningún rencor a mí madre, sé que trabajaba mucho y no era una actividad que le agradara meterse en la cocina. Sin embargo yo lo disfruto. Veo la cara de mi chico cuando llega a casa del trabajo, el -"ohhh qué bien huele" -. Me gusta hacerle feliz en ese sentido. Sentarnos a la mesa y hablar de cómo ha ido la mañana... Es bonito.

    Te aconsejo que empieces con cosas fáciles: ensaladas, alguna cosita a la plancha, pasta... Si necesitas algún tipo de receta yo tengo algunas (de esas que te apuntas en una libretita..) muy sencillas.

    Per creo que... no te has hecho las preguntas correctas... "¿ser mala madre? ¿mala esposa?"... la pregunta es.. ¿realmente quieres aprender a cocinar?... porque no tiene nada que ver pequeña.

    ;) abrazo

    ResponderEliminar
  16. Yo estoy en las mismas. Gracias a Dior existe La Sirena. ¿Que aún no lo has descubierto? Pues olvídate incluso de cocer pasta. Eso sí, para una sola pues oye, está bastante guay de precio pero si te pones a sumaar... Pues vais a necesitar un sueldo extra para alimentar a toda la familia ;)

    ResponderEliminar
  17. Que no, que estos comentarios de arriba están fenomenal, pero que no entendéis lo que realmente significa NO GUSTAR la cocina...
    Implica algo más que un "venga, intentalo, ya verás qué bien te sienta cuando te lo comas!!" que no, que no va a ser así!!!!!!!!
    Yo llevo 15 años fuera de casa de mis padres y llevo 15 años sin cocinar. Y es así. La cocina es un gran agujero dimensional en el que las horas se pasan a fuego leeeeento, para luego disiparse fugaces en un instante de "mmmm, si, está bueno....igual de bueno que una hamburguesaaaaa!!!!!"

    ResponderEliminar
  18. a mi me gusta cocinar (aunque sólo me sé cuatro recetas y cocer verduras y pasta) pero no me gusta poner lavadoras y tenderlas y recogerlas, ni quitar el polvo ni limpiar el baño... pero lo hago de vez en cuando para no vivir en una pocilga, no? pues lo mismo. no hay más remedio, porque a mi también me gusta más un restaurante que nada, pero no me da la economía ni la salud para comer fuera 2 veces al día...
    ánimo :D

    ResponderEliminar
  19. A mi me encanta cocinar tanto como me gusta comer, creo que en otra vida seré chef y tendré un porrón de estrellas michelin. Chica, que cocine quien disfrute, que cocine Ari! él se puede encargar de alimetar a vuestros hijos, no? ya te encargarás tu de otra cosa a cambio! ;)

    ResponderEliminar
  20. No te tienes que sentir ni mala madre, ni mala esposa por no saber cocinar o que no te guste, por que a tu novio tendría que pasarle lo mismo, y no crea que se sienta ni mal padre ni mal marido. Que cocine el que también tiene manos!
    Lo que si es importante es que aprendas a hacer alguna cosilla, más que nada para ser más independiente y no depender de nadie. Ser más autónoma.

    ResponderEliminar
  21. pues a mi me encanta cocinar, y sobre todo, ver cómo disfruta la gente para la que cocino. Seguro que si practicas, te gustará, sobre todo si te gusta comer!

    ResponderEliminar
  22. Quieres que te preste a mi suegra?? si vamos a comer un domingo me da tuppers para toda la semana ;)
    Eso es ideal!!!

    ResponderEliminar
  23. Lo de tener que saber cocinar por hijos, maridos es un poco de otra época. Creo que saber cocinar es importante, aunque vivieses sola es bueno comer bien. A mí me parecía super complicado, pero con el paso de los años te das cuenta que es más fácil de lo que pensabas y muchas recetas se basan en lo mismo. Aunque sino te gusta...
    Yo suelo cocinar, mi novio friega y tan contentos.

    ResponderEliminar
  24. Es curioso cuando trabajaba a tiempo completo y vivía sola me encantaba entrar en la cocina e 'inventarme' comidas, en plan laboratorio. Me encantaba cuando tenía visitas que daban palmitas y decían 'mmmMmm'. Además tuve una época en la que todo lo pasaba por mi gran amigo el horno. Ahora sin trabajo y en casa de los padres sólo entro para fregar los platos y hacer café. xDDDD
    P.D.:¡Ánimo y al fogón! ^^

    ResponderEliminar
  25. pues en mi caso, como los niños comen en el cole, la única comida decente que se hace en casa es la cena. Pero voy a poner un poco de luz al final del túnel: en mi caso, que no me gusta especialmente cocinar (sobretodo CADA DÍA), lo de la cena no lo llevo mal pq, mientras yo me encierro en la cocina a preparar una sencilla crema de verduras y pescado rebozado, disfruto de mi radio, mi vinito y mi ratito de noatenderaninguniño. Creeme, después de toda la tarde (y cuando los niveles de paciencia ya escasean), se agradece mucho que "el otro" sea el que se ocupe de bañar y entretener a las fieras... tanto que la tarea favorita se convierte en la cena!

    ResponderEliminar
  26. es curioso, en el tema de la cocina no suele haber términos medios, o te encanta o lo odias! A mí me encanta, me parece que es algo creativo y divertido! siempre diferente!... creo que hay que mirarlo desde este punto de vista y no como una obligación...Como todo en la vida si nos tomamos interes veremos poco a poco mejores resultados...y nunca igual!

    ResponderEliminar
  27. pues no sabes lo que te pierdes, cocinar es un placer !

    ResponderEliminar
  28. A mi tampoco es que me apasione pero reconozco que me vienen días de inspiración, sobre todo en el tema repostería; pero cuando hay que hacerlo a diario y como obligación, la cosa cambia y no me gusta nada!! Mi consejo: que lo compartas todo lo que puedas con tu chico y que te hagas con una libretita y te sientes una tarde con tu madre, hermana mayor, tía, abuela o alguien que conozcas que cocine bien, y que te den las recetas básicas de cuchareo, como potajes, guisos, arroces y pucheros, para que siempre puedas tirar de ellas de vez en cuando, porque te juro que a mi se me olvida de una vez para otra... Luego hacer grandes cantidades y a congelar!!!

    ResponderEliminar
  29. Nada te hace mala madre!!!!!!!!!!
    pero si he podido comprobar, que un niño que no vea variedad en el menú de sus padres, lo asume como normal!
    Por ahora disfruta, la naturaleza luego hará el resto...hasta los 6 meses no comen purés y eso es solo hervir verduras, triturarlas y luego agregar un poco de aceite de oliva al momento de servirlo...ja
    A mi la cocina me gusta, a ratos me entretiene, muchas veces es una obligación diaria, (como muchas otras cosas), pero lo ideal es que se turnen en la elaboración, me encanta cocinar para mi familia y los amigos, preparar cosas diferentes y entretenidas.
    Yo creo que como todo en la vida, una no sirve para todo y punto!
    (te cuento un secreto, creía que me gustaba planchar o que por lo menos me daba lo mismo hacerlo, pero hace unas semanas me dio un patatús en la espalda y decidí pedir ayuda...contrate a un mujer que todos los sábados me libera...y ahora solo pienso que en la vida vuelvo a coger la maldita plancha...ja jaja).
    Solo disfruta, de verdad!!!!!!! como decías ayer...son dos días!!!!!!
    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  30. No cocino nada... lo hace mi chico, quedó bien claro en el reparto de tareas de los primeros dias de convivencia: él se encarga del super y comidas y yo de TODO lo demás... Hasta el año pasada q vivía sola, me mal alimentaba con lo que podía, q no era muy sano... y no he notado niguna diferencia de esa época a ahora. no pasa nada si no te gusta cocinar, no es obligatorio! y más adelante... pues ya se verá

    ResponderEliminar
  31. A mí me encanta cocinar, lo adoro desde muy pequeña -Siempre dije que yo nací maruja. Sin embargo hay otras cosas que no me gustan nada y que son imprescindibles para la vida y me he acostumbrado a hacerlas.

    La cuestión es que está muy bien que decidas no hacer aquello que no te gusta, pero es evidente que ahora se te plantean otras cuestiones y de todo lo que escribes yo entiendo que te gustaría saber cocinar.
    Es posible saber cocinar y que empiece a gustarte si te lo propones.

    La manera mejor es la de hacer una lista de lo que te gustaría comer a lo largo de una semana. Cuando vayas al súper llévate esa lista y compra lo que necesitas para poder prepararlo sin que te falte nada, así ya lo tienes en casa.

    Y luego plantéalo como un juego. Ya sabes que a las malas te harás la pasta con aceite y queso así que no morirás de inanición en cualquier caso.

    Si me dices lo que te gusta te paso recetas fáciles y que he usado con alumnos de todo tipo.
    :D

    Y si realmente no te apetece en absoluto que te guste cocinar dividid las tareas de manera que él haga la comida y tú planches.
    (Para los dos, para los niños, para los invitados o para quien convenga).

    ResponderEliminar
  32. jo, chicas, gracias por acudir a mi rescate :)
    os agradezo un montón todos los buenos consejos y los comentarios...

    he hablado con ari y vamos a seleccionar unas cuantas recetas que nos gusten a los dos, compraremos para toda la semana y las haremos juntos. así me da menos pereza y quizás me acostumbre al ritual de la cocina...

    gracias sobre todo a las que no cocinais y comprendeis mi sensación de horror al entrar en esa habitación maldita :)

    besos!!!

    ResponderEliminar
  33. param i la alimentacion es fundamental para mi estado de ánimo. Cuqando está la nevera vacía y triste me deprimo. Cuando hay ingredientes frescos para hacer cosicas parece que estoy de otro humor. Importaantisimo tener lo básico para poder hacer cosas!

    El dia que malcomo (un trsite sandwich mixto) porque tengo mucho trabajo o la desidida me puede, lo noto luego en el ánimo del dia.

    Tampoco soy yo supercocinicas! que conste! pero al comer sano te haces un favor a ti misma.

    Y comer siempre por ahi me daria una pereza....con lo bien que se reposa en el sofá de casa despues!

    yo te recomiendo un blog de cocina, de los creadores de kiree, que es muy bonico!
    http://www.pimientarosa.com/

    Ánimo y a cocinar! Y tu chico tambien! que conste! ;)

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. yo, por si te sirve de algo soy "la reina de la cocina rápida" que no mala, ¿eh? una cosa no tiene NADA que ver con la otra. El título lo he heredado de mi madre, que entraba en casa diciendo: "poned la mesa" y en ese tiempo ella ya tenía la comida lista. ¿Cómo lo hacía? Pues preparando cosas simples pero ricas. Y utilizando preparados (lechuga de paquete, tomate frito, salsa romesco, etc)y olla a presión.Te aseguro que con un poco de práctica preparar una buena comida no te llevará más de 5-10 minutos. Eso suponiendo que a tu chico no le guste cocinar...(ese sí que es el verdadero chollo)

    ResponderEliminar
  36. Acabo de ver esta entrada y me ha hecho mucha gracias.
    mi madre ODIA cocinar, es una mamá mayor, con lo cual se da por hecho que le gusta cocinar y cebarnos, pero nada mas lejos de la realidad. Hace de comer porque no le queda mas remedio, suele hacer poca comida y ademas cocina un repertorio bastante reducido.
    Y yo me he criado muy felizmente, sin problemas, y queriéndola mucho! jajajajaja
    Eso si, desde que volví a casa de mis padres cocino yo mucho...no se porqué será, jijijiji
    Aunque en mi casa con mi chico, cocinamos los dos, depende de lo que nos apetezca comer ese día...o se llama al chino, que siempre es una gran solución! ;)

    ResponderEliminar

♥ Gracias por comentar! (he tenido que añadir la verificación de palabra porque se me estaba metiendo mucho spam de repente... sé que es un coñazo, sorry!)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails