8.5.12

ASÍ ES EL DUEÑO DE URBAN OUTFITTERS

Estoy muy yo por la labor últimamente de ver cómo han empezado los grandes imperios. Me gusta especialmente cuando descubro que han empezado de la nada, porque obviamente, pienso que si alguien pudo levantar algo así con unos pocos dólares yo también podré con unos pocos euros. Y no es que quiera un gran imperio, pero justamente como mis aspiraciones son bastante menos que imperiales creo que es más fácil todavía que consiga mi casa en el campo y mis gallinas y mi refugio de gatos callejeros.

Hoy os voy a introducir la historia de un tipo que ha levantado mucha controversia. El dueño de Urban Outfitters. Bueno, no solo de Urban. Su imperio lo forman Urban Outfitters, Anthropologie, Free People, Terrain y BHLDN (las cosas de boditas, claro que sí, a la moda total). El Amancio americano, vamos.

Obviamente cuando un tipo se hace rico así y maneja tantísimo dinero y tantísimos trabajadores y levanta una cosa tras otra produce muchos sentimientos en la gente. El primero, no siempre reconocido, es la envidia. El segundo, la rabia. El tercero, quizás, la admiración. Pero los negativos son más poderosos así que cuando alguien destaca mucho empiezan a salirle enanos a investigar todo lo que hace y deja de hacer y a meterle el dedo en la nariz si hace falta.

No digo que estos tipos hagan las cosas bien, ya me gustaría. Suelen ser unos gilipollas, para qué engañarnos. De hecho, todos deberíamos dejar de comprar sus cosas (Inditex incluido). Otro día hablaré del tema. Hoy sólo quiero hablar de Richard Hayne.


Foto de mi Richard sacada de la revista Forbes


Buscando información sobre él (parece que estos tipos se esmeran por desaparecer de la faz de la tierra) encontré un artículo de 2003 del Philadelphia Weekly.

Lo que más me llama la atención es que el tipo, que en origen era un hippie anti-Vietnam que empezó vendiendo ropa de segunda mano y de no segunda mano pero baratera y cachivaches varios y tontadas para estudiantes pobretones como él en un antro que se montó con su ex-mujer llamado Free People -los dos vivían en la trastienda y se duchaban en casas de amigos o sea que no tenían dónde caerse muertos- se haya convertido en un tipo tan conservador y carcamal (Republicano, claro). Apoyó la campaña de un tal Santorum que decía perlas gordas sobre temas como por ejemplo la homosexualidad. Un tarado. O sea que el tipo vende ropa y gadgets ultra fashion y es un retrógrado del copón.

Su ex-mujer dice que ellos eran "anti-business", que incluso ofrecían intercambios y trueques y había una caja de cosas gratis para los que no podían pagarse nada y que pensaban que los negocios eran el origen de la guerra de Vietnam y la semilla de todos los males.

Al poco se separaron y él siguió por su cuenta, alquilando un espacio de tienda gigantesco que tardó tres años en llenar de productos. Ese fue el primer Urban Outfitters.

Ahí es donde me digo a mi misma la lección número uno:  el que triunfa en los negocios es el que sabe dar lo que la masa quiere, no lo que quieren unos poquitos y sobre todo no lo que uno mismo querría para sí.

Y cierro con una declaración del señor multimillonario (suertudo!):

"We just try to give our customers what they want: something to wear on a Friday night that will make the boys look at them--or the girls look at them."


Que además dice que tiene(n) dos reglas: "Se puede fracasar" y "No mirar nunca por el retrovisor". Estas están bien, ¿verdad? :)

Y de aquí la lección número dos: podemos fracasar y nunca tenemos que mirar atrás, ni siquiera a la época en que teníamos ideales. Los ideales son para los pobres.



12 comentarios:

  1. Pero mis grandes preguntas son ¿Por qué Anthropologie y Free People no están en España? ¿Por quéeeeeeeeeeeee? y ¿Cuándo?

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja, eso digo yo! Necesito un Anthropologie ya aquí para poder sentirme fatal por colaborar en el enriquecimiento de este pájaro homófobo. Pero la historia es curiosa, es cierto, a mí también me fascinan estas historias de "empezó sin nada".

    ResponderEliminar
  3. ¿Así que Antropologie y Urban Outfiters son del mismo paisano? Absolutamente lógico. A mí también me fascinan las historias de estos hombres, como también Amancio, incluso aunque tengan tantas sombras como luces...

    ResponderEliminar
  4. Muy buen artículo. Me parece curioso como algunas de las empresas más importantes fueron creadas por ex-hippies.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo que queréis que os diga. Que se me quitan las ganas de comprar cualquier cosa en esas tiendas ( además de ser caras de narices, comparad los Casios con los de las tiendas de electrodomésticos de la Barceloneta, por ejemplo.. ). El dinero corrompe, está claro. =(

    ResponderEliminar
  6. La verdad que Urban Outfitters tiene cosas monísimas para el hogar y para vestir, incluso yo compré varios libros que eran muy originales, pero gran parte de lo que hay en su tienda, podías encontrarlo en otros sitios si te movías como yo, entre muchas fronteras...
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Me quedo con no mirar el fracaso y seguir adelante, sobre todo seguir con ilusión. Sino yo no tendría mi minitienda o mi blog. Si no te mueves nunca tendrás la oportunidad

    http://blog.sacelen.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  8. son carsisisiiiiiiiisimas esas tiendas, y aquí estan por todas partes, pero no me gusta comprarles cosas, porque cobran demasiado por cosas de poca calidad... :(

    ResponderEliminar
  9. No conocía esta marca, voy a cotillearla por internet :p

    ResponderEliminar
  10. Me gustan más las reglas que marcáis en Dumbo....

    Me explico....

    1ª Regla: Haz las cosas con pasión.
    2ª Regla: Haz que parezca bonito, pero hazlo bien.
    3ª Regla: Aprender.
    4ª Regla: Se fiel a ti mismo.

    ¿Sigo?...

    Leer, mirar, estudiar, investigar, inspirarte... esta bien, pero marca tú, tu camino.

    Creo que hay que mirar a otros, y ver lo que son, pero también darnos cuenta de lo que no son, y somos nosotros.

    Es la diferencia....

    Gracias por tu post. Por cierto, mientras no desees construir "La estrella de la muerte", no están mal esas ideas imperialista.... :)

    ResponderEliminar
  11. "el que triunfa en los negocios es el que sabe dar lo que la masa quiere, no lo que quieren unos poquitos y sobre todo no lo que uno mismo querría para sí."

    Mujer, visto así es que no suena nada bonito...
    Mejor pensar que lo que hay que hacer es lo que genera un valor añadido, lo que pueda ayudar a otras personas (cuantas más mejor), lo que las pueda aportar algo...

    ¿Si?

    ResponderEliminar
  12. Pati from London16/5/12 10:21 a. m.

    A mi tambien me fascinan estas historias de emprendedores... No solo porque me pica la curiosidad de lo que pasa en sus vidas pero como fenomeno sociologico... Yo creo que esto es lo tipico del sueno americano: eso que en America siempre dicen de que todo es posible, de que te puedes hacer millonario de la nada como este tipejo....pero cuantos lo intentan y fracasan? Esa parte del sueno americano no te la cuentan....
    Muchas veces cuanto mas en la cumbre estas, mas pajarraco te vuelves.... Me encanta la tienda de Anthropologie de Londres sobre todo por su puesta en escena, su decoracion y algunos de sus productos, es inspiradora pero si que es cierto que es cariiiiisima y urban outfitters es un poco loteria para mi: hay veces que vas y ves cosas bonitas y otras que na de na.... De todas formas nunca he comprado nada en esas tiendas... supongo que no entro dentro de su descripcion de "masa".... o no estoy preparada a pagar los precios que esa "masa" quiere pagar. Besitos (me encanta tu blog!!)

    ResponderEliminar

♥ Gracias por comentar! (he tenido que añadir la verificación de palabra porque se me estaba metiendo mucho spam de repente... sé que es un coñazo, sorry!)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails